Uno de tus objetivos para este 2017 ha sido ponerte en forma, y el otro, viajar más. ¿Por qué no hacerlos al mismo tiempo? Innsbruck es la capital austríaca de los deportes de nieve y el destino ideal para pasar un fin de semana lleno de diversión y actividades.

innsbruck-550236_1920Entre las montañas y los valles de los Alpes, se encuentra Innsbruck, ciudad austríaca que tiene como principal atracción la variedad de modalidades de deportes de nieve que ofrece. Fue anfitriona de los Juegos Olímpicos de Invierno entre 1964 y 1976 y en ella se puede esquiar, hacer snowboard, tours con esquís, patinar sobre hielo y pasear con raquetas de nieve.

Es un destino también ideal para primavera y verano, estaciones en que el impresionante blanco de sus paisajes se convierte para dar paso a una agradable calidez. En esos meses se puede montar en bicicleta, hacer parapente, pasear… Y para los amantes del senderismo, es imprescindible subir la montaña Seegrube, que tiene su cima a 2.000 metros de altura.

Os proponemos un viaje de ocio con familia, durante un fin de semana, a Innsbruck, que aunque es famosa por los deportes de nieve, también contiene numerosos monumentos y edificios medievales, así como museos y un Zoo que no te puedes perder durante tu viaje.

Screen Shot 2017-01-03 at 3.49.09 PM

Screen Shot 2017-01-03 at 3.49.19 PM

Día uno:

Comenzamos el primer día con una visita al Parque Alpino Karwendel, un maravilloso parque natural protegido con una superficie de más de 700 kilómetros cuadrados. Se recomienda hacer un tour guiado o bien una ruta de senderismo para poder contemplar su atracción más famosa: los bosques de árboles sicomoros, que se encuentran actualmente en riesgo de extinción.

austria-1336707_1280

Tras pasear por el majestuoso paisaje de los Alpes, es momento de la acción. Es momento de ponerse los esquís y practicar el salto de esquí en el Bergisel Ski Jump, además una famosa obra arquitectónica de Zaha Hadid. Por supuesto, si la altura de la rampa te intimida, los visitantes no están obligados a saltar por ella. De hecho, la mayoría de ellos no lo hacen. La entrada a la atracción es de 9,50 euros y vale la pena solo para ver la construcción. Estará cerrada desde el 20 de febrero al 17 de marzo de 2017.

26109876211_6b1b53e72c_b

A mediodía, los más pequeños podrán descansar después de comer mientras satisfacen su curiosidad en el museo Audioversum, situado en la ciudad. Como dice el nombre, la temática del museo se centra en el sentido del oído. Una verdadera exploración de los sentidos en unas instalaciones interactivas que incluyen ilusiones ópticas y sensoriales que engañarán tus sentidos.

Tarde de compras. Os proponemos dos opciones, o bien un centro comercial o un tradicional mercadillo de productos locales. El primero se trata del Kaufhaus Tyrol, con boutiques de lujo, y el segundo es el Markthalle, donde puedes obtener productos de casas tirolesas originales. Aunque también puedes visitar ambos sitios, por supuesto.

10841302385_80693d894d_b

Día dos:

¿Qué mejor manera de empezar el día que con un relajante paseo en funicular hasta la cima de las montañas de Innsbruck? Pero la diversión no se detiene aquí. Una vez el Patscherkofelbahnen llega a su destino, se pueden realizar todo tipo de actividades, como rutas de senderismo de baja intensidad para observar más detenidamente los abrumadores paisajes.

ski-lifts-1209812_1920

A continuación, os proponemos una visita al Estadio Olímpico de Innsbruck, donde tuvieron lugar los Juegos Olímpicos de Invierno entre 1964 y 1976. El estadio ha contado con las actuaciones de Eurovisión 2015 y de la cantante Pink, entre otros. Durante la estación de invierno, es decir ahora, se convierte en una pista de patinaje.

9198

Si durante el segundo día os quedáis con ganas de un chute de adrenalina, podéis pasar el resto de la mañana en las pistas de esquí de Mieminger, donde se puede practicar esquí, snowboard o trineo. Para los más pequeños también hay una área infantil con pistas adaptadas para que empiecen a familiarizarse con estos deportes.

pexels-photo-66990

Una visita que hemos reservado para casi el final del viaje es el Zoo de los Alpes (Alpenzoo), ideal para visitar en familia. Por supuesto, es solo para aquellos que les gusten los zoos, ya que se encuentran especies en captividad como osos, lobos y alces. Ideal para conocer y explorar la flora y la fauna de la zona.

Luchse_F._Warnecke

Una alternativa al zoo, o una visita adicional, es el Jardín Botánico de Innsbruck, fundado en 1793 y donde se encuentran más de 7.000 especies vegetales para investigación científica del Instituto Botánico de Innsbruck, pero abierto al público para fines educativos.

Por último, en Innsbruck se encuentra uno de los casinos considerados más bonitos del mundo. Se trata de un edificio con una bonita arquitectura, con amplios espacios para la recreación y una amplia variedad de juegos.

poker-1264076_1920

Innsbruck es un destino ideal para los que buscan diversión y aventuras en la nieve. La ciudad es la mezcla perfecta entre naturaleza y urbe, con sus imponentes montañas, paisajes, edificios arquitectónicos y sus atracciones culturales.

Share this:

Write A Comment