Bangkok es una de las ciudades con más encanto del mundo. Quizá no sea una de las más ricas, pero su riqueza no se encuentra en el dinero. Sus ciudadanos te harán sentir como en casa, ya que su generosidad, a veces aún sin tener nada, os abrumará. Además, puede presumir de tener alguna de las maravillas más bonitas del mundo. Si no estáis muy convencidos, ahora lo acabaréis de estar. Desde Travisy os contamos 10 cosas que debéis hacer cuando estéis allí, aprenderéis a valorar más la ciudad y tener un mejor recuerdo.

1. Montarte en un tuk-tuk.

Es una de las cosas más divertidas que puedes hacer en la capital tailandesa. Los automóviles no son lo más confortables que podríamos encontrar, pero son frescos y van rapidísimos. Eso sí, subiros sin miedo, porque el tráfico en Bangkok es un caos y los conductores unos ‘fitipaldis’. Disfrutad del trayecto y reíd un rato, que no hace daño a nadie.

Captura de pantalla 2016-07-11 a les 15.59.35

2. Aprender a regatear.

Una de las cosas más importantes. Si ya sois unos expertos no hace falta, pero sino tenéis una asignatura pendiente en vuestro trayecto hasta Asia. Siempre os intentarán cobrar mucho más de lo que vale, todo. Así que no dejéis que sean más listos que vosotros. En los taxis y tuk-tuk lo mejor es acordar un precio razonable, porqué sino vais a pagar más de la cuenta. ¡Avisados estáis!

3. Pasear por el barrio chino.

Tanto de día como de noche, tenéis que acercaros a este impresionante barrio. De noche sus luces de neón cobran todo el protagonismo, mientras que de día sus infinitas tiendas repletas de cosas que poder adquirir a un precio ridículo, inundan las calles.

1

4. Comer Pad Thai.

Puede que os eche para atrás el olor a especias que hace la capital, pero cuando probéis su exquisita gastronomía no querréis parar de comer durante todo el día, a todas horas. El Pad Thai es un plato compuesto por fideos, verduritas, soja y nueces. ¡Un verdadero manjar!

5. Visitar el Gran Palacio.

Es un punto obligado en vuestra visita a Bangkok. La ciudad tailandesa no se entiende si dejas de ver esta maravilla arquitectónica. El palacio y sus alrededores ocupan un total de 26 hectáreas, pero el lugar más importante lo encontráis en el templo Wat Phra Kaew donde se encuentra situado el gran Buda esmeralda. ¡No os lo podéis perder, de verdad! Con esta visita viajaréis a la Tailandia más antigua y os encantará. Eso sí, aviso: No llevéis pantalón corto (tampoco leggings, chicas) ni camiseta de tirantes, porqué sino no os van a dejar entrar.

Grand_Palace_Bangkok_Thailand_424

6. Beberte un coco en Khao San Road.

Es la más deliciosa y refrescante decisión que puedes tomar. Los cocos son muy típicos en este país, así que podrás probar una cosa nueva que seguro te encantará. Además, pasearte por Khao San, la calle más comercial más famosa de la ciudad, y beberte un coco es de lo más ‘postureo’ que puedes hacer.

7. Ir al mercado flotante.

Esta increíble excursión es obligada si viajáis a Tailandia. La ruta empieza con un viaje en canoa (no sufráis, no iréis al agua) hasta llegar al mercado flotante, donde centenares de canoas descansan cerca de las escaleras llenas de comida, ropa e incluso souvenirs de lo más bonitos. Además de todo esto, podéis pasearos por una zona comercial, tomar algo cerca del rio o contemplar las preciosas casas que hay. Un recuerdo inolvidable.

2

8. Subir a la Bayioke Tower.

Quizá si que es un poco caro (unos 14€ por cabeza), pero vale muchísimo la pena. La visita empieza en el ascensor de cristal, en el que podrás ver como te elevas hasta la cima de la torre y podrás observar como la ciudad queda a tus pies. En la planta 81 hay un museo en el que se explica un poco la historia de la torre, un piso por encima un bar en el que podrás tomar un cocktail de lo más cool (viene con la entrada) y finalmente, en la planta 83 gozar de las mejores vistas panorámicas de la ciudad. Un ‘must see’ en toda regla.

9. Contemplar el buda reclinado.

Es otra de las maravillas que se esconden en las calles de Bangkok. A su lado os vais a sentir como unos pitufos, ya que el Buda Reclinado, Wat Pho, mide un total de 46 metros de largo y 15 de alto. ¡Una locura! Aún así, es una de esas cosas que no podéis perderos, porqué es riqueza cultural para vosotros que no vais a olvidar nunca. ¡Palabra de alguien que lo ha visto con sus propios ojos!

Captura de pantalla 2016-07-11 a les 16.13.42

10. Comprar en MBK todo lo que puedas imaginar.

MBK es uno de los centros comerciales que podrás encontrar en la capital tailandesa, aunque también es uno de los paraísos para las compras. Allí podrás encontrar todo lo que necesites, quieras o tan solo desees. Desde regalos para tus amigos y familiares, ropa, accesorios para el móvil o restaurantes para dejar descansar el bolsillo.

Después de leer las cosas tan divertidas, interesantes y bonitas que se pueden hacer en Bangkok, seguro que os morís de ganas de coger el primer avión destino Tailandia y poder vivir en primera persona todo esto que Travisy os ha contado. No tenéis porqué esperar más, haced realidad vuestros sueños. Ya sabéis, vuestro viaje empieza en www.travisy.com

Y ah, se nos olvidaba una cosa, no dejéis de sonreír. Los tailandeses tienen una sonrisa en la cara siempre. ¡Buen viaje!

Guardar

Guardar

Share this:

Write A Comment